Reseña literaria: La Maldición de Gryal de Jordi Balaguer

|












 Si me lo permitís, voy a contaros una historia. No precisamente aquella que pretendo reseñar aquí (de la que también hablaré, tranquilos), sino la historia de cómo conocí esta saga.

Tal vez muchos pensáis que vi por casualidad esta novela en una librería y me alegró el día o que, sin comerlo ni beberlo, la encontré en el banco de un parque, comprobé que no tenía nombre ni dirección y me la quedé. Si creéis que alguna de estas alternativas es la historia que voy a contaros, me temo que os tengo que decepcionar un poco pues la historia de cómo conocí esta saga no es una casualidad o un golpe de suerte sino la historia de una historia.

Habéis leído miles de reseñas, ahora toca la mía.



 
 
  • Título: La Maldición de Gryal
  • Autor: Jordi Balaguer
  • Género: Fantasía Épica
  • Saga: 1º y 2º libro de la saga "El Amante de la luna".
  • Año de publicación: 2012
  • Editorial: Toromitico
  • Número de páginas: 605
  • Lengua original: Español
  • Formato: Tapa blanda con solapas
  • Precio: 21,95€
En una Barcelona fantástica y medieval, desatada de corsés históricos, se nos presenta a Gryal, el joven carismático capitán de la milicia, y a Lorette, la bella y soñadora hija del general. El intenso y obsesivo amor que nace entre ellos sufre un duro revés cuando Gryal, presa de una traición, desaparece en algún lugar del norte de Italia. Este misterioso e inesperado suceso agitará para siempre la vida de todos aquellos que lo amaron o lo odiaron, abriendo una enorme ventana de fantasía lírica y mágica en la que el destino de unos y otros se verá afectado por el trágico amor de la joven pareja, desnudando sus emociones más profundas y viscerales.




Correría el año 2009 cuando, cierto día, en uno de los foros en los que estaba registrada, uno de los users con los que había hecho buenas migas me contó vía Messenger que había escrito una novela y que le gustaría mucho que leyera el que sería el primer volumen de una trilogía de fantasía épica.

Imagináos lo halagada que me sentía al ser una de las primeras personas que tendría entre sus documentos el word de un sueño por cumplir. A día de hoy, me sigo considerando una privilegiada, pero no adelantemos acontecimientos que esa es una costumbre muy fea. 

El caso era que devoré ese primer borrador de una tajada (que, a día de hoy ha cambiado un poco) y le animé a que continuara escribiendo. Y no era la única; muchos más creían que su idea, su saga, podría despegar de la pequeña pantalla y alcanzar el casi utópico sueño de la publicación. Empezaron las llamadas telefónicas y las conversaciones "messengeras" en las que me contaba aventuras y desventuras en el proceso de escritura, así como pequeños progresos en la búsqueda de una editorial que respaldara lo que era su obra prima. 

Entonces, cierto día de 2010, me da la noticia (a mí y a todo el mundo que estaba apoyándole): Va a autopublicarse. De esa forma, el primer volumen, Lágrimas de sol salió a la venta de manos de la editorial catalana El Parnaso.

Con una portada diseñada en familia, mi querido Jordi parecía estar en una nube y, tras recibir en su casa los tomos de lo que era su primer libro publicado, se puso en marcha y empezó a mover cielo y tierra para dar a conocer su trabajo al resto del mundo a pesar de la situación en la que nos encontrábamos. ¡Y es que ya sabéis cómo es esto de la autopublicación y más en tiempos de crisis! 

Pero, ¿sabéis qué? Salió a la calle, librería por librería, haciéndole un hueco entre sus estanterías, con humildad, a este primer volumen de la trilogía.

Por lo que me contaba, no era nada fácil y las librerías a veces ponían demasiadas trabas. Pero jamás le vi flaquear o decir: "¡A tomar pepinillos, yo lo dejo!". Jamás. O, por lo menos, yo nunca lo oí.

De forma modesta, empezó a aparecer en algunos medios catalanes y, pronto, se superaron los 100 ejemplares vendidos y, poco después los 200 e, incluso (si mal no recuerdo), se alcanzaron los 300. En fin, dentro de lo que cabe, las cosas avanzaban poco a poco pero con paso firme, permitiendo que el sueño de continuar con el segundo volumen de la saga no fuera solo un sueño.

Y dejó de serlo pues casi al año salió el segundo volumen de la trilogía: Sombras de lobo.

La perseverancia daba sus frutos y pronto empezaron a surgir pequeños eventos como presentaciones en librerías y firmas de libros en Sant Jordi. Las críticas eran positivas, los seguidores de la saga eran cada vez más y muchos al otro lado del charco se habían interesado por adquirir las dos novelas. Huelga decir que, antes de que saliera publicado este segundo volumen, yo había recibido como regalo el word del borrador inicial de la historia. Aún lo tengo guardado como oro en paño junto con el anterior.

Pero a pesar de tanto esfuerzo y persistencia las cosas no suelen ser fáciles y, como ya he dicho antes, la crisis económica pegaba (y pega) con fuerza y ello obligo a la editorial El Parnaso a cerrar sus puertas dejando a Jordi con dos novelas huérfanas.

Yo me llevé un palo bastante grande cuando me enteré. Y ya no quiero imaginar lo que supuso para él. 

Esperaba escuchar algún tipo de protesta o queja. No sé, algún tipo de vía de escape de la frustración o algo parecido, tal vez una retahíla de palabras malsonantes hacia las madres de malversadores de fondos, diputados, concejales, presidentes o algo así... No obstante, me encontré a una persona que aún no había jugado su última mano, determinada a continuar con lo que se había propuesto, con más fuerza todavía si cabe, respaldado por sus éxitos anteriores y la confianza tanto en sí mismo como en sus lectores.

Saltándome el espacio temporal, llegamos al año 2012 cuando la sorpresa llega y Jordi anuncia orgulloso que la editorial Toromitico publicará en su totalidad la saga de El amante de la Luna con un lavado de cara en toda regla digno de un renacimiento. Así pues, los dos primeros libros de la saga se recopilaron en uno solo que recibió el nombre de: La maldición de Gryal.

Y hoy, casi un año después, aquí traigo esta reseña que le debo. ¿Por qué ahora? Pues porque acaba de salir a la venta la última parte de la trilogía y, por lo tanto, no hay mejor momento para recomendaros esta saga que se os ha podido pasar por lo alto. ¡Y eso no puede ser! ¡Tenéis que conocer la historia de Gryal y Lorette!

Entrando ya en faena (que ya tocaba), nos adentraremos en la Barcelona más mística y donde conoceremos a Gryal Ibori, el joven capitán de la milicia de Barcelona. Todo un derroche de virtudes que levanta más envidias que admiración entre aquellos que le rodean. Por otra parte, es el único que ha ganado el corazón de la bella Lorette de Castilla, la hija del general Don Juan.

La vida de Gryal dará un giro expectacular e inesperado cuando el propio padre de Lorette le traicione durante una misión en el norte de Italia. Desde ese momento, nuestro protagonista enfrentará una cruzada donde todo está en su contra y nadie es quien dice ser. Sin memoria, maldito y buscado por todos (no siempre con las mejores intenciones), Gryal tendrá que hacer acopio de todo su ingenio y astucia para volver a su hogar y reunirse con su amada Lorette.

Pero como todos sabéis, estas historias no suelen estar ausentes de peligros y las pruebas por las que tendrán que pasar los dos amantes no serán nada fáciles. ¿Acaso... están destinados a no volver a encontrarse nunca? 

Dejo la pregunta en el aire porque si hay algo que os puedo asegurar es que el autor, incluso habiendo partido de una historia clásica como es un amor frustrado, crea un mundo tan complejo y lleno de secretos que uno ya no sabe lo que esperar en la página siguiente.

No creáis que esta es una historia de amor como otras, no penséis que esta novela de fantasía es algo que habéis visto en otra parte con otra portada, no me seáis precipitados pudiendo ser disolventes; esta historia es mucho más de lo que aparenta y los implicados suman más de dos. Os lo aseguro.

Y no creáis que he acabado, pues ahora es el momento de coger una Oreo, destaparla, mojarla en leche y disfrutar de...








  •  ¿A quién se lo recomiendo? El libro es un tributo hacia la literatura clásica. La narración, la presentación de personajes... Todo está dirigido como aquellas novelas fantásticas de años pasados y, por ese motivo, huele a nostalgia. No es fácil, hoy en día, encontrar novelas fantásticas que tengan ese sabor añejo de los clásicos y todos aquellos que tengan morriña encontrarán un fantástico aliado. No es necesaria mayoría de edad pero por lo menos a partir de los 16 lo veo un buen punto de partida para poder disfrutar al máximo de la historia, de la evolución de los personajes y de todo lo demás. Por supuesto -y esto es importante-, quiero tranquilizar a aquellos excépticos del género fantástico ya que esta novela trata ese aspecto con mucho realismo; es decir, no esperéis grandes expectáculos increíbles de magia todopoderosa, impensables salvo en un mundo distópico. No. La maldición de Gryal es una novela que se aproxima tanto a la novela histórica que casi da miedo y, no obstante, mantiene las raíces y tradiciones de la novela fantástica. ¿Cómo se come esto? Eso tendréis que descubrirlo vosotros.

  • ¿Cómo y dónde leerlo? A pesar de que el ritmo es apasionante, los giros de la trama te dejan patidifuso y no dejan de suceder acontecimientos en cadena, yo no tildaría a este libro como Libro de Bolso sino como Libro de mesita de noche (yo y mis términos). Es un libro que os permite hacer vuestra vida cotidiana y, cuando llega la noche, os permite retomar el hilo con facilidad antes de iros a dormir. Podéis hacer lo que queráis pero, si me preguntáis, lo mejor es llegar a casa, ponerse el pijama, calzarse las zapatillas de estar por casa y tirarse en el sofá con tranquilidad para disfrutar con totalidad.

  • Vale, vale, ¿pero cómo veo la narración? He aquí uno de los puntos fuertes de la novela y, al mismo tiempo, el más débil. Me explico: La forma de escribir de Jordi es muy lírica, llena de detalladas descripciones y, como he dicho antes, con sabor a viejo (en el buen sentido, claro está). ¿Qué es lo que ocurre con esto? Que al principio puede chocar un poco a los más jóvenes, sobre todo si estamos acostumbrados a textos más actuales con una escritura standard, podríamos decir. Cuesta un par de páginas acostumbrarse a la poesía que impregna de principio a fin esta novela pero, a partir de ahí, todo va como la seda, así que no me seáis impacientes y seguid leyendo. ¿Qué más? Ah, sí:  Como he dicho antes, este es un libro muy descriptivo pero no creáis que se hace pesado en casi ningún momento (a ver, altibajos tenemos todos, qué se le va a hacer); normalmente, las novelas fantásticas tienden a darle más importancia a lo que ocurre y no a la forma de contar el cómo ocurre, y este libro rompe con esa costumbre para darle el protagonismo necesario a cada acción y suceso, haciendo que nos internemos en el mundo de Gryal y el resto de personajes con una facilidad pasmosa sin caer en apenas ningún momento en el tedio y la monotonía.

  • ¿Tiene buen ritmo o baila con dos contraportadas? No me voy a explayar mucho pues lo que provoca que no podáis dejar de leer lo trataré en el siguiente punto. No obstante, sí os puedo decir que, desde las primeras páginas, ya empiezan a ocurrir cosas y lo mejor de todo es que no hay nada que quede sin hilar, ningún cabo suelto; cada situación lleva a la siguiente con naturalidad y coherencia. Antes de que os deis cuenta, habréis llegado a la mitad del libro y no sabréis cómo ha ocurrido. Sí, sí, os lo digo en serio.

  • Vaya personaje... He aquí el punto fuerte (pero fuerte de verdad) de la novela y creo que todo el mundo que ha reseñado este libro coincide conmigo. Si hay algo que destacar en esta saga, sin duda es el tremendo elenco de personajes que intervienen, sus circunstancias y el mundo que les rodea. Es más, me atrevería a decir que Lorette y Gryal son los personajes más flojos en comparación a unos secundarios extraordinarios que nos harán pasar páginas con ansia para saber qué les deparará el futuro, con eso os lo digo todo. ¿Qué es lo que los hace tan apasionantes? Los matices. Cada uno de los personajes con los que nos toparemos en el libro va a estar lleno de contradicciones, defectos y virtudes que posiblemente os harán odiarlos en unas páginas y amarlos en las siguientes, así tal cual. Se nota que el autor tenía una imagen bien clara de todo el elenco en su mente, pues todos y cada uno de ellos están realmente bien perfilados y sus acciones son completamente coherentes a su desarrollo y evolución a lo largo de las páginas de este primer volumen de la saga. Creedme si os digo que todos los personajes se hacen muy cercanos.

  • ¿Y qué me dices de la edición? Ya sabéis cómo son las ediciones de tapa blanda para libros de más de 600 páginas, que hay que tratarlas con mucho mimo si no quieres que se te desintegren en las manos, pero sabiendo los tiempos que corren y la necesidad de apretarse el cinturón, aceptaremos pulpo como animal de compañía. Ahora, hablando un poco del diseño por sí mismo he de decir que, aunque me alegro mucho por el autor (él bien lo sabe o espero que lo sepa), yo era más fan del diseño anterior que del nuevo. Lo siento pero a mí la portada me ha parecido muy impersonal y calcada a otras que he visto por ahí en las estanterías de las librerías. El diseño minimalista de los libros anteriores, aunque en la línea crepusculera (elemento de color en fondo negro), encajaba perfectamente. Pero bueno, dentro de todo es un fallo tolerable. ¿Qué más? Ah sí, destaco las solapas, con información de cada personaje así como un emblema representativo de cada uno de ellos, lo cual me ha parecido muy original. ¿Me falta algo? Bueno, comentaros que el asunto faltas de ortografía y tal está bien cuidado y, como mucho, encontramos algunos saltos de página fuera de sitio y unos pocos signos de puntuación que han saltado a la comba; pero, vamos, nada que os haga escupir espumarajos por la boca a mitad de la lectura. Tranquilos, cocodrilos.

  • ¿Puede hacernos recordar otras obras? Como os he dicho antes, este libro huele a clásico y es de esperar que beba de obras anteriores. En propias palabras del autor, sus principales fuentes de inspiración han sido Los Tres Mosqueteros, La Princesa Prometida -del guionista William Goldman- y Lady Halcón. Seré sincera y os diré que de este trío tan solo he catado La Princesa Prometida tanto en versión literaria como cinematográfica (¡No vayáis a pegarme!)

  • Eso es bueno: Tres cosas, siendo la primera de ellas la ambientación, muy conseguida y creíble gracias a las descripciones tan detalladas a lo largo de la novela que permiten visualizar cada calle de Barcelona, los bosques europeos, los Pirineos en pleno invierno... . La segunda serían los personajes que, como os he comentado por ahí arriba, poseen un mundo interior tan rico que atraen en seguida la atención del lector. Por último, el ritmo que apenas decae en un libro de tan extensa duración, lo cual es un logro a tener en cuenta.

  • Eso es malo: Bueno, como es normal, esta novela también tiene sus pegas y de nuevo voy a destacar tres. Empezaré con la más personal, que es el hecho de que se hayan juntado los dos libros en uno. Entiendo las posibles circunstancias que han rodeado esta decisión (especialmente las económicas), pero lo cierto es que me hubiera gustado ver los dos libros por separado, como los conocí en su día. Si os soy sincera, creo que los lectores habrían disfrutado más con la saga como realmente era. En fin, como ya os lo he dicho, esto no es más que una valoración personal. Vayamos con el segundo punto: Gryal y Lorette. Ains, estos dos, tan prácticamente perfectos en todo que hasta Mary Poppins palidecería a su lado. ¿Es un fallo? Por sí mismo no, pero chirrían dos protagonistas de múltiples y tan magníficas cualidades, impecable personalidad y conciencia limpia como una patena; sobre todo después de conocer a unos secundarios tan reales y complejos. En resumen, no resultan creíbles y que dos protagonistas chirríen -sobre todo al principio- no es moco de pavo en las críticas (afortunadamente, esto se va diluyendo conforme pasamos página, lo cual es un alivio). Para terminar, la última pega tiene nombre propio: El calzador. Y no me refiero a meter situaciones con calzador en la trama, sino en la forma de hablar de los personajes. Os explico: Hay ocasiones en las que ciertas conversaciones me han parecido forzadas para introducir alguna frase épica digna de cita que levante admiración en el lector y parece que no se nota, pero se nota.

  • ¿Se recomienda su compra? En este aspecto, el punto en contra de dos libros por uno se convierte en todo un chollo: ¿Dos libros por uno? Ofertaza irrechazable. Historia bien hilada, personajes extraordinarios y una edición más que decente. Yo que vosotros no me lo pensaría.

  • La gente dice...
  1. Con derecho a una tarrina de Yogurlado: Casi todo el mundo destaca lo mismo: La ambientación y los personajes. Se coincide en lo fácil que es imaginar el mundo concebido por Jordi y en la maestría para llevar a tantos personajes sin que ninguno de ellos acabe abandonado en el rincón; cada uno de ellos tiene su papel y lo cumple. En otro orden de cosas, ¿sabíais que este libro cuenta con su propio tema original?



  2. El Yogurlado tiene aromatizante artificial: Como ya os he comentado, la mayoría de lectores coinciden en que los dos protagonistas cojean al principio de la novela, motivo por el cual muchos han estado a punto de dejar la lectura. Afortunadamente no lo han hecho y no se arrepienten de ello. ¡Pues claro que no!

Y quietos paraos, que esto todavía continúa; así que poneos todos en fila y bailad la conga mientras posicionamos este libro en la Angry Scale. Así que vamos al lío y...

 



¡MOLAS MÁS QUE UNA GALLETA DE CHOCOLATE CON MENTA!


¿Qué más se puede decir que no sea repetir lo que ya se ha dicho? Si buscáis una novela que tenga una dosis equilibrada de acción, magia, conspiraciones, aventura, tragedia, romance y nobles duelos a capa y espada, posiblemente encontréis en esta saga todo lo que buscáis y quizás algo más. En mi caso, he llegado a tirarme de los pelos con algunos giros de la trama, me he reído a carcajadas y hasta me he emocionado en algunas partes. Ojo, que digo todo esto sin dejarme influenciar por el cariño personal.

Por si fuera poco, ya tenéis el tercer libro a la venta, con lo que no tendréis ni que esperar la continuación (la cual estoy ansiosa por tener en mis manos).


En fin, ahora vosotros tenéis la última palabra, como siempre. ¿Qué vais a hacer?




0 Libreristicosespialidosos :

¿Queréis un cafelito?